Si estás pensando en vender o alquilar tu vivienda, probablemente te has encontrado con que uno de los documentos necesarios es el certificado energético pero ¿en qué consiste este certificado y por qué es importante?

El certificado energético es un documento que contiene información sobre el gasto energético del inmueble, así como las emisiones de dióxido de carbono que emite el inmueble.

Para poder obtener el certificado energético, hay que buscar una empresa certificadora que nos envíe a un técnico certificador competente, que realizará una visita a nuestra vivienda para realizar las inspecciones oportunas. Una vez revisado el inmueble, el técnico certificador otorgará una calificación energética del inmueble, reflejada en la etiqueta de eficiencia energética, una etiqueta muy parecida a la que aparece en los electrodomésticos, con una escala de valores muy similar.

El certificado energético es importante, entre otras cosas, porque se trata de un documento obligatorio según el Real Decreto 235/2013 y que se debe incluir tanto en la oferta, como en la promoción y la publicidad del inmueble, de hecho hay que entregar una copia al inquilino en el caso de alquiler y presentarlo a la agencia a la que le encargamos la publicidad de nuestro inmueble, así como entregárselo al comprador en el momento de la firma e incluirlo en el contrato de compraventa.

La información que aparece en el certificado energético es fundamental para los futuros compradores e inquilinos, ya que contiene información sobre el gasto energético del inmueble y por lo tanto, sirve para saber si las facturas en energía serán mayores o menores.

El hecho de no tener el certificado energético puede provocar infracciones y sanciones con multas que van desde los 300 a los 6.000€.

En Inmogestión Balear te ayudamos a gestionar toda la documentación necesaria para la venta de tu vivienda, incluido el certificado energético, para que no tengas que preocuparte por nada.