Dentro del proceso de venta de un inmueble, una de las cosas que hay que tener en cuenta, son los trámites administrativos y la documentación que se necesita para poder llevar a cabo la operación sin ningún problema. Y que en el momento en que encontremos un comprador interesado, no paremos el proceso por falta de ningún documento.

Normalmente si gestionamos la venta a través de una agencia inmobiliaria nuestro agente inmobiliario nos ayudará a gestionar y tramitar toda la documentación que vamos a necesitar. No obstante, esta es la documentación que hay que tener preparada y en regla para poder vender una vivienda.

Nota Simple

Es un documento donde aparece la información sobre el propietario de la vivienda y si existen cargas o embargos, aunque esta información es más interesante para el comprador, el vendedor debería comprobar que no existen problemas con la titularidad.

Escritura de compraventa

Este es el contrato que se firmó cuando compramos esta vivienda que queremos vender en la actualidad.

Certificado energético

Es un documento obligatorio para poder vender un inmueble, y de hecho, hay que presentarlo desde el momento en que se publicite el inmueble (si gestionamos la venta a través de una agencia inmobiliaria, tendremos que facilitarle este certificado). Este documento es donde aparecen el gasto energético, así como la calificación energética obtenida, y tendrá que incluirse en el contrato de compraventa.

Cédula de habitabilidad

Dependiendo de la Comunidad Autónoma, será necesario renovar la cédula de habitabilidad para poder vender un inmueble. En el caso de las Islas Baleares, hay que solicitar la licencia de segunda ocupación que supone la renovación de la licencia de primera ocupación.

Planos de la vivienda

Los planos de la vivienda son importantes, tanto para incluirlos en el anuncio de venta del inmueble, como tener copia que podamos entregar a los futuros compradores que visiten nuestro inmueble, ya que en ocasiones suelen solicitar esta información. Los planos nos lo puede facilitar la agencia inmobiliaria con la que decidamos vender el inmueble, dibujarlos nosotros mismos a través de una app especializada, o pedirlos en el Ayuntamiento.

Certificado de inspección técnica de edificios

Este documento es imprescindible para garantizar el estado de habitabilidad de la finca donde se encuentre la vivienda. En las Islas Baleares, es obligatorio en edificios de más de 50 años.

Documentos que acrediten que el dueño no tiene deudas pendientes

Para poder vender un inmueble no podemos tener cargas pendientes, por eso, es importante demostrar que estamos al corriente de todos los pagos, aportando el último recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles,  así como las últimas facturas de los suministros abonadas. También hay que solicitar, bien al presidente de la comunidad o bien al administrador de fincas, el certificado de deudas de la comunidad de propietarios, que es el documento donde se especifica que estamos al corriente con todos los pagos de las cuotas de la comunidad.

Si la vivienda que vamos a vender está pagada, tenemos que aportar el certificado de deuda cero que es un documento que emite la entidad bancaria y certifica que la hipoteca está pagada. No obstante, es obligatorio haber realizado la cancelación en el registro.

Estatutos de la comunidad de propietarios

Es recomendable tener una copia de los estatutos de la comunidad de propietarios, que se pueden solicitar al presidente de la comunidad o al administrador de fincas, ya que hay muchos compradores que solicitan esta información, en algunos casos incluso solicitan las actas de las reuniones de la comunidad de vecinos para confirmar que no haya derramas aprobadas ni obras pendientes en el edificio.

En el caso de que se haya firmado un contrato de reserva o contrato de arras, es decir, un contrato privado entre comprador y vendedor donde se haya pactado la venta del inmueble y donde aparecen todas las condiciones que se han acordado en la negociación y sirve como garantía para las dos partes, habrá que aportarlo en el momento de la compraventa.

En Inmogestión Balear te ayudamos durante todo el proceso de venta. Te agilizamos y facilitamos la tramitación de todos los documentos necesarios para poder vender tu vivienda en el menor espacio de tiempo de una manera legal y con todas las garantías.